Uncategorized

La reflexión de un joven a durante su primer año universitario fuera de casa

Ya ha pasado un año desde que tramité y obtuve la beca UVM para comenzar mi carrera en esta institución.

Ha sido un año extenuante y lejos de casa en donde han sido muchas y diferentes las experiencias de estar solo frente al reto de estudiar para mantener mi beca en compañía de completos extraños.

No todo ha sido color de rosa, pero tampoco he tocado un fondo extraño.

Sí debo reconocer que he visto a compañeros donde este nuevo cambio en sus vidas les ha hecho mella.

Resultado de imagen para joven estudiando fuera de casa

Ahora que estoy en casa disfrutando de unas cortas vacaciones antes de regresar a realizar mis trámites y continuar con mis estudios, hago conciencia de todo lo que ví y viví en estos meses fuera de casa.

Definitivamente el regreso a mi casa hace darme cuenta de muchas cosas y me hace tocar piso nuevamente.

Es aquí donde veo que el tomar un descanso es más que necesario y ahora constato lo dicho por un profesor en la universidad: es imperativo que tomen descansos para su salud mental por que si siguen corriendo hacia el fuego, se quemarán.

Sí, el descanso y salirte del entorno donde sientes que te está asfixiando te hace poner las cosas en perspectiva.

Maritchu

Este mismo profesor, donde su misión era el cuidar de nuestra salud mental (no porque estuviésemos locos… sencillamente todo se mueve al estar lejos de casa enfrentándote a tu nueva realidad y con una serie de responsabilidades que antes no tenías… empezando por el auto cuidado).

Nos decía en esas charlas: ya sea que se sientan aislados, deprimidos, solos, maníacos … sea lo que sea, casi siempre pueden beneficiarse al tomar un descanso y salir al exterior a tomar aire.

Se ha comprobado que la luz solar mejora el estado de ánimo y ciertamente no les va a doler.

De hecho muchas universidades incluyen una tarifa de actividad en la matrícula, y esto se dirige a cosas como deportes intramuros, películas gratuitas, actividades para aliviar el estrés durante las finales, conciertos y eventos gratuitos o de precio reducido, etc.

Técnicamente ya estás pagando estas cosas a través de tu matrícula , ¡así que bien podrías aprovecharte de ellos!

Resultado de imagen para pagos con matrícula universitaria

Estos consejos generales ayudan a que la mayoría de los problemas de salud mental a que los estudiantes nos podemos enfrentar en la universidad sean detectables y podamos erradicarlos rápidamente.

Ahora bien, es importante reconocer si estás luchando con tu salud mental para poder defenderte y obtener el apoyo que necesitas.

De hecho hay tres problemas de salud mental que prevalecen entre los estudiantes universitarios como lo son la depresión, la ansiedad y la adicción.

Desafortunadamente algo que nos caracteriza a los jóvenes es que creemos que todo lo podemos tener bajo control, que somos eternos o no reconocer que tenemos un problema porque somos fuertes (y si somos hombres, menos nos permitimos aceptar que nos sentimos mal).

La idea es ir rompiendo con estas creencias y estereotipos que solo nos hacen daño.

Excélsior TV

Lo que he encontrado como una buena herramienta de “salvación” ha sido contar con una red de amigos que están en mi misma frecuencia: nos gusta estudiar y estamos enfocados en terminar la carrera, nos gusta hacer deporte, disfrutamos y compartimos los mismos gustos musicales.

Estamos totalmente alejados de las sustancias y cualquier tipo de adicción.

Y las diferencias que nos caracteriza a cada uno es lo que le da una buena sazón a nuestras charlas, aprendemos unos de otros y nos sentimos apoyados ya que todos estamos lejos de casa.

Sí… no ha sido un camino sencillo y ha servido para valorar lo que tengo, a mí mismo, a mi familia, a mis amigos y me siento positivo para continuar construyendo mi futuro.

Conoce tips para sobrevivir a tu carrera en UNITIPS

Author

mx@melix.com.mx