Hace unos días regrese de una vacación en uno de los hoteles en Los Cabos mas antiguos donde pase nada menos y nada mas que un mes entero olvidándome completamente del mundo , siendo este siempre el objetivo de un buen hotel y que solo pocos lo cumplen debido a que bien se dice que del dicho al hecho hay un gran estrecho.

Algo impresionante es que este hotel ha cambiado muy poco en los últimos 50 años cuando este fue fundado por un grupo de pescadores holandeses quienes se establecieron aquí para la pesca de Marlín , después cambiando esta pequeña comunidad  pesquera a posadas a holandeses pesqueros y después convertido en un hotel para todo el publico especializado en el turismo de buceo ya que aquí se encuentra un equipo de los mejores instructores en el mundo que ayudan a certificar a quienes buscan hacerlo y entrenarse para aguas profundas y buceo científico para todos aquellos que busquen este objeto.

Sin embargo , se es posible utilizar este hotel bohemio simplemente para descansar sin ninguna obligación  de tomar actividad en los cursos de buceo aunque todo el hotel, que es bastante grande, esta diseñado y decorado como una estación marina antigua contando con una gran cantidad de reliquias marinas y de buceo mundial datando casi todo del siglo 19.

Tales son las reliquias que ahí se encuentran que hay un tur especifico por todo el hotel donde se explica detalladamente cada uno de estos objetos , incluyendo la novela original de Julio Verne “Veinte mil leguas bajo el Mar” una novela que cuenta ya con mas de 100 años de antigüedad escrita por uno de los genios literarios mas grandes que han existido en la historia de la literatura.

El hotel también cuenta con muchas piezas de historia natural , como es el caso de un esqueleto de un cocodrilo de mas de 12 metros de largo y 4 de ancho , haciéndole mas grande que un tiburón blanco .

Este cocodrilo fue encontrado muerto en un pantano en Guerrero hace 150 años por científicos norteamericanos quienes habían escuchado de una aldea cerca de la ciudad de Acapulco donde el 90 % de la población desapareció en cuestión de un mes  en viajes de pesca en los ríos cercanos al mar.

La noticia fue tan grande , que el gobierno americano envió a especialistas  a investigar exactamente que fue lo que había pasado , una expedición nada fácil ya que el primer equipo que se envió desaprecio en su primera semana , por lo que el segundo equipo de investigación estuvo compuesto de científicos y de miembros de la armada norteamericana quienes transportaron equipamiento pesado de armamento por si fuese necesario.

Sin embargo , esta segunda expedición no encontró rastro de el primer equipo enviado ni de los cuerpos de los aldeanos guerrerenses , sino que fue hasta tres años después que se encontró el cadáver de este gigantesco cocodrilo.

Este tipo de cosas lo que hizo de este hotel el mejor que he visitado.