No existe persona que no haya soñado por lo menos una vez en su vida con visitar esta ciudad, las películas y los medios en general se han encargado de reforzar la idea de que es el destino perfecto para cualquiera, ya que en ella hay una infinidad de actividades para todos los gustos. Gracias a las enormes cantidades de gente que llegan de todas partes del mundo a buscar una oportunidad de progreso y bienestar, París es además un mosaico cultural muy interesante que debe vivirse de cerca; en cada una de sus calles hay un pedazo del mundo, por ejemplo, en la Rue Dejean, justo a un lado de la estación Château-Rouge, se encuentra el principal mercado de productos africanos de la ciudad.

Debido a la forma en la que hemos idealizado esta ciudad, la idea de que todo ahí es caro invade nuestras mentes, a fin de cuentas, nadie dijo que alcanzar nuestros sueños era fácil, ¿o sí? Dependiendo el lugar del que emprendamos nuestro viaje, el transporte y el hospedaje pueden ser los primeros obstáculos para que nuestra fantasía parisina llegue a concretarse, estos no son los únicos gastos a considerar, además están la comida y, claro, todos los sitios que deseas conocer.

Aunque si quieres conocer Paris ahorrando al máximo puedes visitar los siguientes destinos que además de darte un amplio panorama de cómo es la vida en esta ciudad, puedes disfrutarlos totalmente gratis.

Domingos de museos gratis

El gobierno ha implementado un programa en el que puedes visitar los principales museos de París totalmente gratis; todos los museos, esto incluye el Louvre, d’Orsay y Albert Kahn. Lo único que debes de hacer es llegar temprano al museo que desees conocer porque, obviamente, no serás la única persona que querrá aprovechar esta oportunidad.

Cine al aire libre

Entre Julio y Agosto es el momento perfecto para recorrer la ciudad de noche y disfrutar una película en el parque de la Villette, donde se exhiben filmes de todo el mundo, lo único que tienes que hacer es acostarte en el pasto y disfrutar, aunque también puedes rentar una tumbona por siete euros.

Catedral de Notre-Dame

Sencillamente es un destino clásico tanto para las personas que quieren maravillarse por su arquitectura gótica como para aquellos que quieren acercarse a uno de los escenarios más entrañables de Disney; además, el atractivo no se queda en este edificio lleno de hermosos vitrales, la plaza que rodea la catedral está repleta de tantos artistas ambulantes que seguro te encantarán con su trabajo.

Hacer un picnic de noche

Si lo tuyo es el ambiente bohemio, no puedes dejar pasar la oportunidad de comer o disfrutar una copa de vino bajo la luz de la luna en la plaza de Vert-Galant, desde donde puedes ver los barcos navegando a lo lejos; sin duda será una de las mejores estampas que te lleves de París.

Explora el cementerio de Père Lachaise

No puedes perder la oportunidad de recorrer uno de los cementerios más famosos del mundo, en él se encuentran las tumbas de grandes personalidades como Jim Morrison y Oscar Wilde, aunque lo recomendable es que te dejes llevar a través de sus avenidas y descubras que incluso en la muerte la arquitectura parisina es bellísima.

Haz una parada en el muro del amor

París es conocida como la ciudad del amor y no hay mejor manera de reafirmarlo que con esta pieza de Federico Baron, la cual, recopila las diferentes formas de decir “te amo” en cada idioma que existe en el mundo.

Asiste a un desfile de moda en las galerías Lafayette

Conseguir un boleto para el Paris Fashion Week es prácticamente imposible para cualquier visitante, sin embargo, puedes vivir una experiencia en los desfiles gratuitos que cada viernes se organizan en este edificio, todas las modelos que participan son profesionales y muestran prendas de los diseñadores cuyos trabajos se distribuyen en la tienda.

Aunque París es una de las ciudades más caras del mundo no tienes por qué quedarte con las ganas de visitarla, a lo largo de sus calles y avenidas siempre habrá algo que hacer sin la necesidad de gastar una fortuna. Quizá es el momento de entender que lo mejor de cada ciudad no es lo que te ofrecen las agencias de viajes sino lo que puedes descubrir por tu propia cuenta.